Saltar al contenido

Los beneficios del seguro de salud sin carencias y copagos

  • El período de falta de un seguro es el tiempo que pasa desde el día en que el contrato entra en vigencia hasta el día en que el asegurado puede comenzar a disfrutar de ciertas garantías.
  • No todos los seguros ni todas las coberturas tienen un período de falta.

Si contratas un seguro médico, sus coberturas te protegen desde el momento en que lo firmas, excepto en algunos casos. Algunas pólizas de salud tienen un período de tiempo en el que sus garantías no están completamente activas.

El período de falta es un período de tiempo que afecta a ciertas coberturas y va desde el día en que el contrato entra en vigencia hasta el día en que el asegurado puede comenzar a disfrutar de dichas garantías.

En otras palabras, hay algunas coberturas de las cuales no se puede disfrutar desde el mismo momento en que se firma el contrato del seguro. No es posible contratar un seguro de salud hoy y solicitar un trasplante, una operación o un parto mañana, por ejemplo. Sin embargo, es posible disfrutar del resto de coberturas de tu seguro desde que contratas la póliza. Podrás tener citas con especialistas y acudir a urgencias, por ejemplo.

En Rastreator, te brindamos toda la información que necesitas saber antes de contratar un seguro médico privado que tenga períodos de falta en algunas de sus coberturas, para que no te sorprendas.

¿Todos los seguros tienen períodos de falta?

Los períodos de falta no existen en todos los seguros ni en todas las coberturas. En principio, los seguros de salud son los que tienen más casos de falta. En los seguros médicos, no se pueden disfrutar de ciertos servicios hasta que haya transcurrido cierto tiempo, que puede ser de unos días o meses y varía según la compañía aseguradora.

Los períodos dependen no solo de la cobertura que se desea disfrutar, sino también de la aseguradora con la que estés asegurado. Como nota legal, este período de falta se elimina automáticamente en caso de urgencia. Mientras tanto, en los seguros médicos para embarazadas y los asuntos relacionados con el parto, el período de falta es de aproximadamente 8 meses.

Períodos de falta en los principales seguros médicos

Cada compañía tiene períodos de falta diferentes según varios factores, como el precio o la edad del asegurado. Por ejemplo, la cirugía bariátrica tiene períodos de falta de seis y diez meses con Mapfre y Adeslas, respectivamente, mientras que algunas aseguradoras como Asisa no tienen períodos de falta para este tipo de cirugía. Si bien la mayoría de las aseguradoras tienen períodos de falta similares, al comparar diferentes compañías se pueden apreciar varias diferencias.

¿Es posible cancelar el período de espera?

Este lapso en el cual las coberturas no se aplican completamente al asegurado son una medida adoptada por las compañías para evitar que sus clientes se suscriban a un seguro médico para cubrir una necesidad sanitaria urgente y luego cancelen el contrato una vez que se haya satisfecho esa necesidad. Además, buscan evitar tratar enfermedades preexistentes.

En consecuencia, es imposible para una persona que necesita una operación adquirir una póliza para la cirugía y luego cancelarla. El período de espera de los seguros de salud solo puede ser eliminado en 2 casos muy específicos. Según la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP), en los casos de urgencia, la compañía debe eliminar el período de espera y brindar al asegurado la asistencia de acuerdo con la Ley 50/80 en su artículo 103. El organismo define las asistencias de carácter urgente como «aquellas de carácter médico y sanitario (incluido el transporte) que, de no prestarse de manera inmediata, podrían poner en peligro la vida del paciente, su integridad o que puedan resultar en un daño permanente para su salud».

El segundo caso en el que se anulan los períodos de espera es si el asegurado proviene de otro seguro médico. Es decir, si tienes una póliza de salud con una compañía y decides cambiar a otra, es muy probable que la segunda compañía elimine ese período de espera y puedas disfrutar de todas las garantías de forma inmediata. Sin embargo, algunas compañías no eliminan el período de espera en los casos de parto o reproducción asistida, incluso si provienes de otra aseguradora.

Períodos de espera habituales en los seguros de salud

El plazo a partir del cual el seguro médico garantiza una cobertura específica está determinado en las Condiciones Generales de la póliza que se contrata. Típicamente, los seguros de salud dental tienen un período de espera de 30 días, mientras que los seguros médicos pueden tener un período de espera de hasta 24 meses. Entre los casos más comunes, destacan:

Embarazo

El período de espera para la cobertura del embarazo, el parto y el postparto en los seguros de salud suele ser, en promedio, de entre 6 y 10 meses. Por lo tanto, es recomendable tener contratado el seguro con anticipación para tener una cobertura completa durante todo el proceso de gestación. Sin embargo, si has firmado la póliza recientemente y quedas embarazada, es posible que algunas coberturas tengan un período de espera, por lo que no podrás hacer uso de ellas.

Operaciones

En el caso de las operaciones, el período de espera del seguro médico dependerá de si requieren o no hospitalización. En el caso de intervenciones quirúrgicas con hospitalización, el período de espera habitual suele ser de alrededor de 6 meses. En el caso de intervenciones sin hospitalización, los tiempos oscilan entre 3 y 6 meses, aproximadamente.

¿Estás buscando el mejor seguro de salud para ti? Ofrecemos ayuda gratuita.

¿Cuál es el período de espera del seguro de salud?

Tal como mencionamos, el período de espera puede variar considerablemente según la situación y las condiciones establecidas en el contrato. Las garantías entran en vigencia después de la fecha indicada en el documento, y en promedio, según la aseguradora, suelen ser:

  • Segunda opinión médica: de 3 a 6 meses
  • Intervención quirúrgica sin hospitalización: de 3 a 6 meses
  • Intervenciones quirúrgicas con hospitalización y hospitalizaciones: 6 meses
  • Diagnóstico con alta tecnología: 3 ó 4 meses
  • Medicina del dolor: de 3 a 6 meses
  • Análisis clínicos complejos: de 3 a 6 meses
  • Diagnóstico intervencionista: 6 meses
  • Planificación familiar: 6 meses
  • Tratamientos especiales (oncológicos, cardiovasculares, diálisis y litotricia): entre 3 y 10 meses, dependiendo del tipo de tratamiento
  • Litotricia (eliminación de cálculos en el riñón): de 3 meses a 1 año
  • Rehabilitación: 6 meses
  • Osteopatía: 6 meses
  • Prótesis quirúrgicas: 6 meses
  • Embarazo, parto y postparto: de 6 a 10 meses
  • Ligadura de trompas y vasectomía: 8 meses
  • Trasplantes: 12 meses
  • Reproducción asistida: 2 años
  • Cirugía bariátrica de la obesidad: 24 meses

¿Existen seguros médicos sin períodos de espera ni copagos?

Cuando se busca un seguro médico, una de las preguntas más frecuentes es si existen seguros médicos sin períodos de espera. La respuesta a esto siempre depende de la compañía con la que se contrate la póliza y las condiciones ofrecidas. En algunos casos, como las pólizas colectivas para empresas, algunas aseguradoras eliminan los períodos de espera y los copagos, lo que permite contratar un seguro sin copagos ni períodos de espera.

Períodos de espera de las principales aseguradoras

Cada aseguradora tiene diferentes períodos de espera, que dependen de factores como el precio o la edad del asegurado. Por ejemplo, la cirugía bariátrica tiene períodos de espera de seis y diez meses con Mapfre y Adeslas, respectivamente, mientras que otras aseguradoras, como Asisa, no tienen períodos de espera para este tipo de cirugía. Aunque la mayoría de las aseguradoras tienen períodos de espera similares, al comparar diferentes compañías se pueden apreciar varias diferencias.

Una vez contratado el seguro de salud, ¿cuándo podemos comenzar a utilizarlo?

Es importante tener en cuenta que cuando se contrata un seguro de salud, no se puede acceder inmediatamente a todas las coberturas. Si estás buscando un seguro médico, no olvides analizar los períodos de espera de cada aseguradora para poder tomar la mejor decisión. Al contratar un producto de este tipo, examina las coberturas que necesitas actualmente y las que podrías necesitar en el futuro, de esta manera podrás elegir el producto que mejor se adapte a tus necesidades y ser previsor. Si a esto le sumas un precio competitivo, habrás tomado la mejor decisión posible. El consejo más importante es ser previsor, en este tipo de pólizas es mejor prevenir que curar.

La autora cuenta con una licenciatura en Periodismo y un posgrado en Marketing Digital. Su área de especialización se centra en Seguros y Telefonía, temas sobre los cuales ha estado escribiendo regularmente desde 2017. En la actualidad, desempeña el rol de encargada de las redes sociales de Rastreator.