Saltar al contenido

Hipotecas para autónomos: guía completa y consejos imprescindibles

hipotecas para autonomos

A estas alturas, si eres trabajador independiente y estás buscando una forma de financiar la adquisición de tu vivienda, seguramente te has dado cuenta de que es más difícil obtener una hipoteca. La razón es que, a los ojos de los bancos, representas un mayor riesgo debido a varias razones. Se considera que tienes un empleo menos estable que un empleado asalariado y que tus ingresos son más variables, dependiendo de la situación económica, la estacionalidad (como los restaurantes en zonas turísticas) y los pagos a proveedores.

Es por eso que los bancos son más rigurosos con los trabajadores independientes y solo aprueban sus solicitudes después de un exhaustivo análisis de la viabilidad de sus negocios. Además, suelen ofrecer condiciones de financiamiento menos favorables en comparación con aquellos que trabajan en relación de dependencia, como un monto menor, una tasa de interés más alta y más comisiones, entre otros.

Sin embargo, esto no significa que no puedas obtener una buena hipoteca si eres autónomo. A continuación, te explicamos qué debes hacer para que el banco apruebe tu solicitud y te ofrezca condiciones atractivas.

Todas las personas que desean solicitar una hipoteca, ya sea que trabajen por cuenta propia o ajena, deben cumplir con los requisitos de solvencia mínimos requeridos por los bancos. Haz clic en el enlace para conocer cuáles son.

Si eres autónomo, el banco te solicitará cumplir con condiciones adicionales para asegurarse de que eres solvente. Estos son los requisitos que debes cumplir obligatoriamente:

El banco estará más dispuesto a aprobar tu solicitud si ve que tu facturación como autónomo se mantiene constante a lo largo de un par de años.

El hecho de tener un historial laboral establecido durante ese período demostrará que tu negocio es viable.

Otro aspecto que el banco examinará detenidamente es tu nivel de endeudamiento. Para que te aprueben una hipoteca, la suma de la cuota de la misma y de tus otros créditos existentes no debe superar el 35% de tus ingresos netos mensuales.

Ningún banco proporciona financiamiento a autónomos que tengan deudas pendientes con proveedores, la Hacienda, la Seguridad Social u otras entidades bancarias.

Generalmente, los bancos no financian más del 80% del valor de compra. Por lo tanto, necesitarás contar con fondos para cubrir el 20% restante, además de un 10% adicional para cubrir los gastos asociados a la compra (impuestos, notaría, registro y trámites administrativos).

Los bancos, naturalmente, no se basarán únicamente en tu palabra. Debes presentar una serie de documentos para demostrar que cumples con los requisitos indicados anteriormente. La mayoría de las entidades solicitarán lo siguiente:

  • Un dossier informativo sobre tu actividad laboral. El banco encontrará útil contar con un resumen del funcionamiento de tu negocio. Aquí puedes describir a qué te dedicas, cuál es tu relación con tus clientes, la historia pasada y presente de tu actividad, y los proyectos que tienes para el futuro. En otras palabras, una especie de currículum vitae de tu negocio y de ti como su propietario.
  • Tu última declaración del IRPF. De esta manera, la entidad podrá revisar tu información fiscal para saber cuánto dinero ingresas. Es posible que te soliciten las declaraciones de años anteriores, por lo que es recomendable tenerlas preparadas.
  • Los modelos trimestrales del IVA y del IRPF del último año. El banco los necesita para conocer la información contable de tu negocio.
  • El informe de tu vida laboral. Se trata de un documento de la Seguridad Social en el que se muestra tu trayectoria profesional y la antigüedad de tu negocio.
  • Los extractos de los movimientos de tus cuentas (personales y comerciales) durante los últimos seis meses. Estos suelen solicitarlos para verificar cuánto dinero ingresas y cuánto pagas regularmente a tus proveedores u otras entidades financieras.

Además, el banco accederá a la Central de Información de Riesgos del Banco de España (CIRBE) y a ficheros de morosos como ASNEF o RAI para comprobar que no tienes deudas impagadas.

Si cumples con todos los requisitos y tienes la documentación preparada, estás listo para solicitar financiación. Como puedes ver, los pasos para solicitar una hipoteca son los mismos tanto si eres autónomo como si eres asalariado:

  1. Comunícate con un banco y expón tu caso. El gestor de la entidad realizará un análisis preliminar para determinar si puedes obtener una hipoteca o no. Si considera que la operación es viable, te explicará las condiciones que el banco suele ofrecer a autónomos como tú. Puedes aprovechar este momento para negociar mejoras, como una tasa de interés más baja o menos comisiones, entre otros.
  2. Entrega la documentación que te soliciten y valora la vivienda que deseas comprar con una tasadora autorizada por el Banco de España. Tu gestor enviará los documentos y el informe de tasación al Departamento de Análisis del banco, que estudiará tu perfil y decidirá si te concede la hipoteca o no (y bajo qué condiciones).
  3. Estudia la oferta personalizada que te presenta el banco. Deberás leer detenidamente la FEIN, un documento que detalla todas las condiciones de tu futura hipoteca.
  4. Acepta la oferta si estás de acuerdo con las condiciones y acuerda una fecha con el banco para formalizar la hipoteca ante el notario de tu elección.
  5. Asiste a la notaría. Deberás visitarla en dos ocasiones: una para recibir asesoramiento gratuito sobre tu préstamo futuro y otra para firmar la escritura.

En HelpMyCash, podemos poner en contacto con bancos que ofrecen buenas condiciones para hipotecas de autónomos. Si estás interesado en alguno de los préstamos que te mostramos a continuación, simplemente haz clic en el botón «Solicitar información» para acceder al sitio web del banco y comenzar el proceso de solicitud sin compromiso.

Bonificado* Sin bonificar
TIN 3,02 % 3,52 %
TAE 3,60 % 3,82 %
Cuota 556 ? 581 ?
Bonificado* Sin bonificar
TIN 2,90 % 3,90 %
TAE 3,82 % 4,55 %
Cuota 550 ? 600 ?
Bonificado* Sin bonificar
TIN E + 0,60 % E + 1,10 %
TAE 4,96 % 5,20 %
Cuota 340 ? 361 ?
Bonificado* Sin bonificar
TIN E + 0,60 % E + 1,60 %
TAE 5,36 % 5,95 %
Cuota 340 ? 382 ?

No exageramos al afirmar que los trabajadores autónomos son uno de los grupos laborales más perjudicados en España. Los bancos suelen ofrecerles condiciones de financiación desfavorables, Hacienda ejerce un control estricto sobre sus cuentas y muchos clientes les pagan a plazos de 30 o 60 días. Siendo conscientes de todas las dificultades que enfrentan al trabajar por cuenta propia, en HelpMyCash deseamos ayudarte a obtener la mejor hipoteca posible, al menos para aliviar una de tus preocupaciones.

A continuación, te ofrecemos cuatro consejos que aumentarán tus posibilidades de acceder a buenas hipotecas para autónomos:

1. Considera solicitar la hipoteca junto con tu pareja. Esto aumentará tus opciones de que el banco apruebe la solicitud y te ofrezca buenas condiciones.

2. Para causar una buena impresión inicial al banco, prepara todos los documentos que demuestren la viabilidad de tu negocio. Además, si tienes clientes importantes, no dudes en mencionarlo.

3. Solicita financiación a tantos bancos como sea posible y busca que compitan entre sí para ganarse tu negocio. De esta manera, tendrás más opción de obtener condiciones mejores a las que te ofrecen inicialmente.

4. Contratar los servicios de un bróker o intermediario hipotecario tiene muchas ventajas. Te ahorrará tiempo, aumentará tus posibilidades de conseguir el préstamo y negociará condiciones mejores a las que probablemente obtendrías por tu cuenta. En HelpMyCash podemos ponerte en contacto con un bróker que, sin ningún compromiso, te informará sobre cómo puede ayudarte y cuáles son tus opciones de financiación.