Saltar al contenido

Hipotecante no deudor: Diferencias y consideraciones legales al fallecer

hipotecante no deudor

El garante hipotecario no deudor es aquel individuo que asegura la deuda de otro con un inmueble de su propiedad. Esta figura se utiliza con frecuencia en los préstamos hipotecarios, ya que permite al solicitante recibir financiación del 100% para la compra de una vivienda. A diferencia del avalista, el garante hipotecario no deudor solo asume la responsabilidad de pago en caso de incumplimiento hasta el porcentaje del inmueble utilizado como garantía.

Cuando se solicita una hipoteca, es posible incluir la figura del garante hipotecario no deudor. Este individuo ofrece su inmueble como garantía de pago, pero no adquiere ninguna deuda ni recibe dinero a cambio.

En concreto, garantizará el pago de la hipoteca con un porcentaje del mencionado inmueble y solo responderá por ese mismo porcentaje en caso de incumplimiento, aunque en casos excepcionales podría incluso perder la propiedad por completo.

El garante hipotecario no deudor permite al hipotecado obtener el 100% de financiación al solicitar una hipoteca. Normalmente, el banco solo otorga el 80%, y el 20% restante, más los gastos asociados, debe ser cubierto con los ahorros del cliente.

Al solicitar una doble garantía hipotecaria, es posible alcanzar ese 100% si se cuenta con un garante hipotecario no deudor que garantice con su inmueble el crédito correspondiente a la parte que el banco originalmente no estaba dispuesto a prestar.

Diferencias entre garante hipotecario no deudor, avalista y tercer poseedor

La principal diferencia entre el garante hipotecario no deudor y otras figuras que aseguran el reembolso de un préstamo hipotecario, como el avalista, es el riesgo que asumen en caso de incumplimiento.

El garante hipotecario no deudor solo responde por los posibles impagos hasta el porcentaje del inmueble utilizado como garantía, mientras que el avalista lo hace con todos sus bienes, tanto presentes como futuros.

Además, la responsabilidad del avalista es heredable, por lo que en caso de fallecimiento recae sobre sus herederos. En comparación, el riesgo que asume el avalista es considerablemente mayor que el del garante hipotecario no deudor.

La gran ventaja del avalista en comparación con el garante hipotecario no deudor es que el primero puede vender o hipotecar sus propios bienes si así lo desea, mientras que la vivienda hipotecada por el segundo no puede ser vendida hasta que se haya realizado el pago correspondiente a la parte del préstamo.

En caso de que el garante hipotecario no deudor desee vender la casa utilizada como garantía para un tercero, será necesario cancelar previamente su parte de la hipoteca. Esta situación puede disminuir considerablemente la rentabilidad de la venta.

En cambio, la figura del tercer poseedor no tiene la responsabilidad de garantizar el pago de la deuda. El tercer poseedor es el propietario de un inmueble que no está obligado a pagar las deudas asociadas a dicho bien. Un ejemplo claro sería un inquilino de un apartamento hipotecado.

¿Qué ocurre en caso de fallecimiento del garante hipotecario no deudor?

Si el garante hipotecario no deudor fallece, los herederos que reciban la propiedad hipotecada serán responsables de los pagos en caso de impago. Sin embargo, su responsabilidad se limita al porcentaje hipotecado del inmueble que hereden, por lo que la situación no cambiará en gran medida.

No obstante, podría darse el caso de que el nuevo garante hipotecario no deudor no desee mantener el inmueble como garantía de pago. En ese caso, deberá pagar su parte de la hipoteca para liberar la propiedad de cargas (incluyendo comisiones por cancelación parcial u otros conceptos similares). Además, esta situación supondrá una donación a favor del deudor hipotecario, lo cual debe ser declarado legalmente.

Roams proporciona un servicio gratuito de información y comparación para ayudar a las personas a encontrar el producto que mejor se adapte a sus necesidades financieras. Para garantizar la exactitud de los datos presentados, realizamos investigaciones de mercado y análisis exhaustivos de productos financieros. Nuestra base de datos de hipotecas, préstamos, cuentas, tarjetas y depósitos se actualiza diariamente. Todo el contenido es revisado de forma regular por un equipo de redactores con experiencia y/o formación en finanzas.