Saltar al contenido

Hipoteca sin comisiones: la mejor opción para tu vivienda

hipoteca sin comisiones

Existen gastos inevitables al contratar una hipoteca. Por ejemplo, el banco siempre cobrará un interés como compensación por prestar el dinero. Sin embargo, hay otros gastos, como las comisiones, que puedes evitar si eliges la entidad adecuada. En esta página, te proporcionaremos información sobre las ventajas de contratar una hipoteca sin comisiones, el costo de dichos cargos y cómo evitarlos.

Es probable que hayas visitado esta página para saber qué bancos no cobran comisiones en sus préstamos hipotecarios. Por lo tanto, vamos directo al punto: a continuación encontrarás una lista de bancos en toda España que ofrecen hipotecas sin estos cargos.

Hay que tener en cuenta que la lista de bancos que no cobran comisiones es bastante reducida, considerando que existen más de 30 entidades operando en España. Sin embargo, la gran mayoría no aplicará la comisión de apertura, que es la más costosa. Además, si tienes un perfil favorable, será fácil llegar a un acuerdo con cualquier entidad para que no te cobren otras comisiones, como la de amortización anticipada o la de subrogación. A continuación, explicaremos esto en más detalle.

Si solicitas una hipoteca a cualquier banco, es normal que quieran incluir algunas comisiones en tu contrato, a menos que acudas a las entidades mencionadas anteriormente. Es importante que puedas identificar estas comisiones para evitar que te las cobren sorpresivamente.

Podemos distinguir dos tipos de comisiones: las que pueden cobrarse al contratar la hipoteca y las que pueden aplicarse entre la firma del contrato y la liquidación de la deuda. A continuación las detallamos todas.

  • Comisión por apertura: el banco cobra esta comisión para cubrir los costos relacionados con la concesión del préstamo. Por lo general, representa entre el 0% y el 1,50% del monto de la hipoteca, aunque no está regulada por ley y puede variar según la entidad. Muy pocos bancos la cobran y se paga al firmar el contrato.

¡ATENCIÓN! Según un decreto del Gobierno de España, los bancos no pueden cobrar comisiones por cambiar una hipoteca variable a una fija y tampoco por amortizar anticipadamente una hipoteca variable. Esta medida está vigente desde el 24 de noviembre de 2022 hasta el 31 de diciembre de 2023, ambos días incluidos.

  • Comisión por amortización anticipada: es un cargo que te pueden cobrar si pagas por adelantado toda o parte de la deuda pendiente. Su precio máximo está regulado:
    • Si el interés de la hipoteca es fijo, puede costarte hasta el 2% del monto adelantado. Si la amortización se realiza a partir del undécimo año del plazo, el porcentaje baja al 1,50%.
    • Si el interés de la hipoteca es variable, puede costarte hasta el 0,15% del adelanto si se realiza en los primeros cinco años del plazo, o hasta el 0,25% si se realiza en los primeros tres años (según lo acordado con el banco). Si realizas la amortización después de esos cinco o tres años, respectivamente, el banco no podrá cobrar esta comisión.
  • Comisión por subrogación: es una penalización que tu entidad puede cobrarte si cambias la hipoteca de banco. Su precio está regulado y es el mismo que el de la comisión por amortización anticipada, aplicado al monto pendiente en el momento de la subrogación.
  • Comisión por novación: es un cargo que tu banco puede cobrarte si llegan a un acuerdo para modificar las condiciones iniciales del préstamo. Su costo no está regulado, pero suele ser, en promedio, del 0% al 0,5% del monto pendiente de pago en el momento de formalizar la novación.
  • Comisión por cambiar una hipoteca variable a fija: tu banco puede cobrarte esta comisión si realizas una novación o una subrogación para cambiar de un tipo de interés variable a fijo. Su costo máximo está regulado y puede ser de hasta el 0,05% del monto pendiente (0% si tu hipoteca tiene más de tres años).
  • Comisión por cuenta asociada a la hipoteca: el banco también puede cobrarte por el mantenimiento de la cuenta que utilizas para pagar las cuotas del préstamo. El costo promedio de esta comisión suele ser de entre 0 y 240 euros al año.

¡Atención! El banco está obligado a informarte si te cobrará o no estas comisiones y cuánto costará cada una. Esta información debe ser proporcionada cuando se te expliquen las condiciones de tu futura hipoteca. Además, el costo de las comisiones debe especificarse en la escritura del préstamo. De lo contrario, no podrán cobrártelas.

Lo ideal, como ya podrás imaginar, es que tu hipoteca tenga las comisiones mínimas posibles, ya que así podrás ahorrar una buena cantidad de dinero. Según nuestros cálculos en HelpMyCash, este ahorro promedio puede rondar los 2.500 euros, suponiendo que te cobren todas las comisiones que podrían incluirse en un préstamo hipotecario. Puedes consultar los detalles de nuestros cálculos en este artículo.

No debes olvidar considerar los diferentes gastos asociados a los créditos, como el interés y los productos adicionales. Contratar un préstamo hipotecario sin comisiones no será beneficioso si el banco aplica un interés desproporcionado o requiere la contratación de un seguro costoso. Nuestro consejo es que calcules el costo total de la hipoteca que planeas contratar y lo compares con otros préstamos para asegurarte de pagar la menor cantidad posible.

¿Cómo puedes obtener un préstamo hipotecario con pocas o ninguna comisión? Recomendamos seguir estos pasos:

Consulta el listado que se encuentra en el primer apartado de esta página.

Solicita contraofertas. En ocasiones, pueden aceptar eliminar una o más comisiones en sus hipotecas.

Elige la opción con el interés más bajo, menos comisiones y menos productos adicionales.

Ten en cuenta tus propias necesidades al comparar las condiciones de diferentes hipotecas. Por ejemplo, si planeas realizar pagos anticipados, es conveniente que el préstamo no tenga comisiones por amortización anticipada. Y si estás satisfecho con las condiciones ofrecidas por el banco, quizás no importe si incluye una comisión por novación o subrogación, ya que las posibilidades de realizar modificaciones o cambiar de entidad serán bajas.