Saltar al contenido

Ayudas para comprar un coche híbrido: Planes MOVES III, ventajas fiscales y más

ayudas para comprar un coche hibrido

Con el objetivo de fomentar la adquisición de vehículos eléctricos en España, se han implementado varios programas de ayudas a lo largo del tiempo. Estos programas tienen como propósito acercar a los usuarios a la compra de este tipo de vehículos, considerados el futuro de la movilidad. En esta ocasión, nos centraremos en conocer las principales ayudas disponibles en la actualidad.

España se enorgullece de contar con uno de los paquetes de ayudas más generosos de Europa para los vehículos eléctricos. El gobierno anunció el verano pasado dos nuevos planes de ayudas, renovando el plan anterior, conocido como Renove, que ya no está vigente.

Amplias ayudas disponibles

Ambos planes han ido actualizándose y aumentando las medidas para impulsar aún más la industria de los vehículos eléctricos. Aunque el presupuesto del plan Renove se agotó a fines de 2020, se añadieron 20 millones de euros al plan Moves II para satisfacer la alta demanda de las comunidades que ya habían repartido todas las ayudas.

Además, el gobierno presentó el pasado mes de abril el Moves III, un nuevo plan de ayudas para la compra de coches eléctricos dotado con 800 millones de euros y que estará vigente hasta 2023. España, además de ofrecer un paquete de ayudas de 3750 millones de euros para la industria automotriz local, busca reducir el precio y hacer más accesible la tecnología de los vehículos eléctricos.

Todo esto se hace en pos de alcanzar el objetivo de cero emisiones de dióxido de carbono para el año 2050. Desde sus inicios, estos planes han estado rodeados de polémica. En el pasado, el plan Movea agotaba sus incentivos en menos de 48 horas debido a la escasez de fondos que se asignaban y a la avalancha de solicitudes. Ahora, con el Moves III como protagonista principal, se busca facilitar el acceso a estos vehículos de última generación de manera más accesible.

Por lo tanto, este año (al igual que los anteriores), los coches eléctricos contarán con subvenciones. Si estás pensando en comprar un coche nuevo, podrás beneficiarte ampliamente de estas ayudas gubernamentales que están diseñadas para aliviar el desembolso económico que conlleva esta operación. Aunque el Plan Moves III de 2021 está en marcha, no es el único; también sigue vigente el Plan Renove 2020. Pero ¿cómo podemos beneficiarnos de ellos?

El sector de la automoción está viviendo una revolución con la transición hacia un modelo 100% eléctrico. En este contexto, el gobierno juega un papel fundamental al facilitar y promover este cambio, especialmente a través de programas como el Plan Moves de 2021.

No obstante, surge una pregunta recurrente para los usuarios: ¿Es el momento adecuado para adquirir un coche eléctrico o es mejor esperar a que bajen los precios y se expanda la infraestructura de carga? Gracias a la tercera edición del Programa de Incentivos a la Movilidad Eficiente y Sostenible (Moves), la diferencia de precio entre los vehículos de gasolina, eléctricos e híbridos es ahora más pequeña que nunca.

Estas ayudas para la compra de coches eléctricos, sumadas a los descuentos adicionales ofrecidos por las marcas, pueden llegar a alcanzar hasta los 7.000 euros. Estos planes de ayudas surgieron como respuesta a la difícil situación económica que afectó especialmente al sector automotriz.

El objetivo es evitar una situación similar a la vista en el Moves II, donde algunas comunidades autónomas quedaron sin recibir ayudas. En esta ocasión, la gestión estará a cargo de las comunidades y ciudades, quienes serán responsables de realizar las convocatorias correspondientes. Esto tiene como propósito renovar el parque automovilístico, el cual en promedio se estima que tiene 13 años, y promover la transición hacia tecnologías de propulsión alternativas.

Plan MOVES III 2021

El plan más actual es el Moves III, el cual forma parte del Plan de Recuperación Transformación y Resiliencia, específicamente en la Componente 1, en el marco del Plan de choque de movilidad sostenible, segura y conectada entre entornos urbanos y metropolitanos.

Esta componente contempla un plan de choque con medidas dirigidas a las ciudades y sus infraestructuras, el fortalecimiento y optimización del transporte urbano y metropolitano, así como el impulso a la electrificación de la movilidad a través del apoyo a la renovación del parque de vehículos ligeros y la expansión masiva de infraestructuras de recarga.

Estas ayudas están enfocadas en incentivar la movilidad eléctrica, especialmente la compra de vehículos eléctricos y la instalación de infraestructura de recarga para estos vehículos. Entre sus requisitos básicos se encuentra que el plan cuenta con una dotación de 400 millones de euros, que podría ampliarse a 800, y busca establecer el programa de apoyo a la movilidad eléctrica más ambicioso del país.

El plan, que se activó desde abril pasado, tendrá una duración hasta 2023 y se basará en las ayudas del Moves II. En este caso, se ofrecerán mayores subsidios para particulares y conductores autónomos de vehículos eléctricos. Además, el objetivo del Moves III también es mejorar las ayudas para la infraestructura de carga de particulares y pequeñas y medianas empresas, así como para las infraestructuras de carga rápida y ultrarrápida.

Plan MOVES III 2023

Tal como mencionamos anteriormente, el objetivo original del Plan MOVES III, iniciado en 2021, era que abarcara tanto 2022 como 2023. Sin embargo, teniendo en cuenta que el plan contaba con un presupuesto limitado, las personas estaban interesadas en saber qué se podía esperar para el último año de Moves III.

La Ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, comienza el año 2023 respondiendo a las preguntas de los expertos y aclarando las bases sobre las cuales se sustenta el resto del Plan Moves III. Lo primero que hay que recordar es que los 800 millones de euros iniciales destinados a la ayuda en la adquisición de vehículos eléctricos se complementaron en 2022 con una contribución adicional de 235 millones de euros.

Ante el éxito que está teniendo el Plan Moves III, el Ministerio ha tomado la decisión de aumentar el capital disponible. De esta forma, Moves III proporciona 400 millones de euros adicionales para cubrir todas las operaciones que se realicen a lo largo de 2023. En caso de ser necesario más presupuesto antes de que termine el año, es posible que el Ministerio cuente con ello. El objetivo es fomentar la adquisición de vehículos eléctricos y la instalación de más puntos de recarga que beneficien a los conductores.

También se ha comunicado que el presupuesto del año 2023 dentro del Plan Moves III incluye 500 millones de euros adicionales destinados a fomentar las instalaciones privadas. Esto implica que esa cantidad se utilizará para apoyar a los ciudadanos en la instalación de sistemas de energía fotovoltaica en sus hogares, lo cual les beneficiará en el uso diario de vehículos eléctricos.

Plan MOVES II

Aunque el Plan Moves III es el más destacado y novedoso en términos de incentivos para la compra de vehículos híbridos, aún se puede acceder al plan anterior, el Moves II, que aún está vigente. Al igual que con el plan más reciente, el gobierno también amplió la disponibilidad de este plan de subsidios en 2020.

Este plan se implementó el año pasado para promover la adquisición de coches eléctricos e híbridos enchufables. Mientras que una parte del presupuesto asignado para la modificación del Plan Renove (ahora llamado Plan de Impulso al Vehículo) no se utilizó, estos subsidios para vehículos con etiqueta CERO tuvieron una mejor recepción.

Recientemente se anunció una ampliación de 20 millones de euros que se destinarán únicamente a aquellas comunidades autónomas que agotaron por completo su presupuesto asignado. Esta ampliación se distribuirá proporcionalmente entre cinco comunidades autónomas.

Estos subsidios, también disponibles para vehículos híbridos, se distribuyen de la misma manera que se hizo el año pasado. Se ofrece un máximo de 5.500 ? para los coches eléctricos si se entrega otro vehículo para el desguace (4.000 ? en caso contrario). Para los híbridos e híbridos enchufables, se ofrece un máximo de 2.600 ? de ayuda con desguace y 1.900 ? sin desguace.

Plan de Impulso al Vehículo Eléctrico

Además del Moves, los usuarios también tienen acceso a ayudas adicionales para la compra de coches eléctricos. A diferencia de los híbridos, los vehículos 100% eléctricos no cuentan con el anterior Plan Renove 2020, sino con uno actualizado que acompaña al mencionado Moves. Este es el Plan de Impulso al Vehículo Eléctrico.

Este otro programa de subsidios tiene como objetivo incentivar y promover la movilidad eléctrica en España. Cuenta con un respaldo de 1.100 millones de euros provenientes de los fondos de recuperación de la Unión Europea, los cuales se destinan a la electrificación del parque automotor y la implementación de la infraestructura de carga.

Este programa fue aprobado con ayudas directas a la compra de vehículos que oscilan entre 400 y 5.500 euros, con el fin de renovar los vehículos que tienen más de 10 años por otros más modernos y eficientes. Las cantidades de subsidio varían según el tipo de vehículo adquirido. Por ejemplo, un vehículo 100% eléctrico puede recibir un subsidio directo de 4.000 euros, mientras que un híbrido enchufable puede recibir hasta 1.500 euros.

Requisitos y solicitud

Como en la edición anterior, las comunidades autónomas son las encargadas de administrar los fondos. Por lo tanto, los particulares, autónomos y administraciones públicas deben dirigirse a ellas. En el caso de las empresas, la fecha de adquisición del vehículo o de la inversión en puntos de recarga debe ser posterior al registro de la solicitud de ayuda, ya que es necesario cumplir con las condiciones de incentivo establecidas en la convocatoria.

En realidad, no es obligatorio deshacerse de un vehículo antiguo para poder acogerse al Plan Moves III, aunque si se hace, las ayudas aumentarán de 4.500 euros a 7.000 euros. Sin embargo, existen dos condiciones imprescindibles: el precio y la autonomía del vehículo:

  • El vehículo debe tener un precio inferior a 45.000 euros (o 53.000 euros en el caso de vehículos eléctricos de ocho o nueve plazas).
  • La autonomía en modo eléctrico debe ser de al menos 30 kilómetros.

En este sentido, los particulares, los autónomos y las administraciones públicas que soliciten las ayudas para la compra de vehículos eléctricos deben cumplir con el requisito de haber adquirido el vehículo después del 9 de abril de 2021, fecha en la que se anunció oficialmente el Programa. En el caso del renting de vehículos, tanto la fecha de compraventa como el contrato deben ser posteriores a esa fecha.

Subvenciones máximas

En cuanto a los beneficiarios, estos podrán recibir una ayuda económica dependiendo de si se realiza o no la entrega de un vehículo antiguo. En caso de realizar la entrega, la ayuda mínima sería de 2.600 euros y la máxima de 5.500 euros.

La ayuda máxima se ha incrementado de 5.500 euros a 7.000 euros en comparación con el anterior Moves y Renove. En caso de no entregar un vehículo antiguo, la ayuda máxima será de 4.500 euros. En cuanto a los híbridos enchufables, las ayudas pueden alcanzar los 5.000 euros si tienen una autonomía eléctrica de entre 30 y 90 kilómetros y se entrega un vehículo para ser desechado.

De lo contrario, la ayuda sería de 2.500 euros. Si el híbrido enchufable tiene una autonomía eléctrica superior a 90 kilómetros, recibirá la misma ayuda que un vehículo eléctrico puro, es decir, hasta 7.000 euros.

Tipos de vehículos y beneficiarios

El programa está principalmente dirigido a vehículos nuevos cuyo precio no supere los 45.000 euros. En este caso, los vehículos de segunda mano están excluidos, excepto aquellos que son registrados por los concesionarios y se venden en menos de nueve meses. En este caso, cada concesionario tiene un límite de venta de 30 unidades electrificadas.

En cuanto a los beneficiarios, tanto particulares (autónomos trabajadores por cuenta ajena) como Pymes y grandes empresas pueden beneficiarse del programa. Por lo tanto, los beneficiarios pueden ser desde profesionales autónomos, personas físicas, comunidades de propietarios, empresas privadas, entidades locales y entidades públicas vinculadas a ellas. Esto incluye también a las administraciones de las comunidades autónomas y otras entidades públicas vinculadas a la Administración General del Estado.

Es importante tener en cuenta que estas subvenciones no están exentas del Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas (IRPF). Por lo tanto, si se reciben estas ayudas, es necesario incluir el importe en la declaración de la renta y pagar la cantidad correspondiente según los ingresos. Las rentas más altas podrían tener que tributar hasta un 48% del total de la ayuda concedida, mientras que las más bajas deberían pagar un 19%.

Condiciones para autónomos

En el caso de los autónomos, ambos planes permiten recibir ayudas hasta diciembre de 2023, donde estos trabajadores pueden recibir hasta 7.000 euros. Si el vehículo es una furgoneta, la ayuda puede ascender hasta los 9.000 euros. Además, los taxistas interesados en adquirir vehículos más sostenibles pueden obtener un 10% de bonificación en la compra de su nuevo vehículo.

En el caso de los autónomos, la ayuda puede ascender a 7.700 euros para turismos y 9.900 euros para furgonetas. Es importante destacar que, para acceder a esta bonificación, el autónomo debe entregar un automóvil con más de 7 años de antigüedad para ser dado de baja.

Asimismo, los autónomos o repartidores que usen ciclomotores también pueden acceder a estas ayudas, siempre y cuando cumplan los mismos requisitos que los vehículos turismos o furgonetas, como ser eléctricos y no superar los 10.000 euros en modelos equivalentes a una cilindrada superior a los 50cc.

Ventajas fiscales al comprar un coche eléctrico o híbrido

Además de las promociones, existen otras ventajas fiscales que pueden indicar si es conveniente adelantar la compra de coches eléctricos o híbridos, como el IVA, que actualmente es del 21%. El aumento en la compra de este tipo de vehículos y los esfuerzos de los gobiernos por fomentar su adquisición han llevado a un aumento gradual de las ventajas fiscales, lo cual está atrayendo a un público cada vez mayor. Por lo tanto, estos vehículos electrificados suelen considerarse una opción atractiva debido a las ventajas fiscales que ofrecen.

Por otro lado, a pesar de que la demanda todavía es baja, el mercado de vehículos eléctricos en España sigue creciendo sin cesar. A lo largo de 2019 y 2020, las matriculaciones de automóviles eléctricos experimentaron un incremento del 63,4% y 10,9%, respectivamente, en comparación con el año anterior.

La creciente demanda de estos vehículos se debe a su capacidad para utilizar energía limpia, lo que no solo permite ahorrar en combustible, sino también reducir el impacto ambiental. Además, en este sentido, estos automóviles también cuentan con diversas ayudas y beneficios fiscales muy atractivos.

Pero empecemos por el principio. ¿Qué entendemos exactamente por beneficios fiscales en el caso de los vehículos eléctricos? Estos beneficios se refieren a una serie de ayudas que, dependiendo de nuestra situación laboral, nos permiten acceder más fácilmente a una variedad de ventajas fiscales.

Estas ventajas pueden ser aplicables tanto a PYMES como a trabajadores autónomos, e incluyen subvenciones y subvenciones a la compra, matriculación gratuita e incluso reducciones fiscales en el impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF).

De hecho, para las PYMES, una de las principales ventajas de utilizar vehículos eléctricos como vehículos de empresa es la bonificación del IRPF, lo que supone un ahorro tanto para el trabajador como para el empresario.

Según lo establecido en la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, para 2040 solo se permitirá la fabricación de vehículos sin emisiones directas de CO2. Además, para 2050, todos los automóviles deberán funcionar con energías renovables al cien por cien. Por lo tanto, no es sorprendente que el Gobierno esté dedicando sus esfuerzos a la implementación de medidas que fomenten la adquisición y uso de estos vehículos, y estas medidas se traducen en diversas subvenciones y beneficios fiscales.

No obstante, el objetivo de la evolución de los automóviles electrificados es mejorar la eficiencia energética y lograr una mejor calidad ambiental en todas las ciudades españolas. En nuestro país, existen varios instrumentos públicos de apoyo a la compra y uso de este tipo de vehículos, y cada vez más comunidades autónomas otorgan mayor importancia a la movilidad eléctrica como forma de transporte ecológico, ofreciendo incluso importantes reducciones fiscales. Si nos centramos en el aspecto fiscal, es cierto que aún no existen muchas medidas para promover el cambio a estos vehículos, pero las que existen, como se muestra a continuación, son un primer paso en la dirección correcta. Actualmente, hay tres líneas en las que los usuarios (o empresas) pueden beneficiarse de estas medidas.

  • Trabajador autónomo: junto con las PYMES y las flotas, la ley contempla ciertas deducciones favorables para que los trabajadores autónomos puedan llevar a cabo sus actividades comerciales. Estas deducciones incluyen ventajas fiscales en la deducción del IVA tanto en la compra de un automóvil eléctrico como en el arrendamiento de vehículos. De esta manera, se facilita el manejo de los gastos comerciales que deben asumir los trabajadores autónomos.
  • PYMES: las PYMES son una de las principales beneficiarias de este tipo de ventajas, también en el caso de los vehículos electrificados. Entre las ventajas más destacadas se encuentran las bonificaciones de hasta el 65%.
  • Flota de empresa: las flotas de vehículos son el conjunto de automóviles de los que dispone una empresa. Estos vehículos van desde vehículos industriales utilizados para la logística hasta aquellos destinados a los representantes de ventas e incluso los automóviles de uso diario de los empleados. Por lo tanto, todas las empresas que opten por vehículos completamente eléctricos podrán disfrutar de una exención en el impuesto de matriculación y beneficiarse de descuentos de hasta el 75%.
  • Usuarios de renting y leasing: aunque no se consideren instrumentos financieros en sí mismos, muchas personas y empresas optan por el arrendamiento y el leasing. De esta manera, ambas partes evitan el gasto que implica para una empresa la compra de un vehículo. Para las empresas, esto tiene aún más ventajas, ya que el bien no aparece en el balance contable y la cuota de arrendamiento es totalmente deducible a efectos fiscales, siempre que el bien arrendado esté relacionado con la actividad comercial.

En el caso del mercado automotriz español, en este momento, la compra de un automóvil eléctrico presenta una serie de ventajas, incluidas las ventajas fiscales, que hacen aún más atractiva la adquisición de este tipo de vehículos. Renovar el parque automotor es necesario y, para lograrlo, se ofrecen diversas ventajas, algunas de ellas de gran importancia.

Como resultado, la limpieza de estos automóviles eléctricos tiene beneficios. Al obtener la etiqueta Cero de la Dirección General de Tráfico (DGT), los usuarios reciben incentivos que son muy favorables en términos económicos. Por ejemplo, quedan exentos de pagar el impuesto de matriculación.

Esta exención representa un ahorro significativo, ya que este impuesto puede ser de hasta el 14,75% del precio del modelo. Además, también pagan menos impuesto de circulación. La cantidad de este último impuesto depende de cada Ayuntamiento, pero en casi todas las ciudades se ofrecen descuentos, y en el caso de Madrid y Barcelona, el descuento llega al 75%.

Impuesto de Matriculación

En primer lugar, y quizás como una de las ventajas fiscales más importantes de los vehículos eléctricos, los usuarios pueden beneficiarse enormemente del Impuesto de Matriculación. De esta forma, están exentos de pagarlo debido a que no emiten CO2.

Sin embargo, el límite para estar exentos de este impuesto es de 120 gramos de CO2 por km, por lo que la mayoría de los modelos híbridos enchufables e híbridos autorrecargables tampoco lo pagan. De la misma manera, los vehículos de emisiones cero pueden disfrutar de bonificaciones en el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica, también conocido como impuesto de circulación.

Este impuesto, que es determinado por los ayuntamientos, se basa en la tecnología del vehículo y su impacto en el medio ambiente. Por lo tanto, los modelos con etiqueta eco también reciben bonificaciones.

Impuesto de Circulación

Al adquirir un vehículo eléctrico o de emisiones cero, quedas exento de pagar el Impuesto de Circulación, ya que este se calcula en función de las emisiones de CO2.

Tendrás que seguir pagando el Impuesto de Circulación Municipal o Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica, pero algunas ciudades aplican descuentos significativos a los vehículos eléctricos para incentivar las llamadas «energías blancas».

Deducción del IVA

Simultáneamente, también es factible realizar la deducción completa del IVA en vehículos eléctricos. No obstante, será necesario justificar adecuadamente que el coche es una inversión esencial para la realización de la actividad comercial del autónomo o de la empresa en cuestión.

Para eso, se deberán presentar todos los documentos requeridos por la ley, tales como la factura del vehículo, la correlación de ingresos y la imputación territorial. Además, el IVA también es deducible al 50% cuando el arrendatario del vehículo lo utiliza exclusivamente con fines profesionales o empresariales.

Para ello, es necesario demostrar el uso mediante medios que sean considerados admisibles legalmente. En este sentido, la Agencia Tributaria tomará en cuenta el lugar donde se estaciona el vehículo los fines de semana, días festivos o períodos de vacaciones. De manera evidente, el coche debe estar estacionado en el aparcamiento de la empresa o del domicilio comercial registrado por el autónomo.

Impuestos municipales y estatales

Al mismo tiempo, especialmente si se es un trabajador autónomo del sector del transporte o se realizan numerosos desplazamientos en el desarrollo diario de la actividad económica, el aparcamiento del vehículo eléctrico deja de ser tan problemático, especialmente en las grandes ciudades donde es más común la presencia de este tipo de coche.

En el caso de Madrid, por ejemplo, el aparcamiento es gratuito y sin límite de tiempo en plazas verdes y azules, y se permite el acceso a Áreas de Prioridad Residencial. Por otro lado, a nivel estatal, existen ciertas tasas de las cuales no solo estaremos exentos, sino que además podremos recibir ayudas para la adquisición de vehículos eléctricos.

Estas ayudas están disponibles tanto para autónomos, empresas como particulares. Uno de los programas es el Plan MOVALT, en el cual la cantidad de ayuda estatal para autónomos y empresas varía de 500 a 18.000 euros, dependiendo del precio de venta, homologación y categoría del vehículo. Bajo estas ayudas, algunos vehículos quedan excluidos: los híbridos que no sean enchufables y los vehículos que utilicen diésel o gasolina, así como aquellos coches con un valor superior a 32.000 euros.

Impuesto sobre la renta

En el caso de tener una empresa y ceder uno de estos vehículos a un empleado, ya sea por motivos de trabajo o personales, los beneficiarios de la adquisición de coches eléctricos también tienen ciertas ventajas en términos de impuestos. De hecho, podrían acogerse a una retribución en especie en el impuesto del trabajador, entre otras cosas.

En este caso, la reducción que se puede obtener es de hasta un 30% en vehículos nuevos que no superen los 40.000 euros antes de impuestos. Los autónomos también tienen la posibilidad de acogerse a deducciones, aunque deberán proporcionar una amplia cantidad de información, como facturas y otros documentos de interés general.

En el caso de individuos que no se encuentren en ninguna de las situaciones mencionadas previamente, podrán beneficiarse de ciertas reducciones. En este sentido, el reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) establece una reducción del 30% para los automóviles eléctricos de batería.

Aparcamiento gratuito

Por ejemplo, en Madrid, el estacionamiento en las plazas verdes y azules del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) es gratuito y no tiene límite de tiempo. Además, se tiene acceso libre a las Áreas de Prioridad Residencial (APR).

En Valencia, por su parte, los vehículos 100% eléctricos y los vehículos híbridos enchufables con una autonomía de 40 a 60 kilómetros únicamente con batería, no tendrán que pagar en las zonas azules.